Todo el que se ha mudado, sabe por experiencia, que es una tarea de organización y método. Pero quizá lo más importante es el trabajo de embalaje, porque de ello depende la protección de nuestros enseres en portes y mudanzas.

Clasificar y proteger: el inicio de una buena mudanza

La clasificación de nuestras pertenencias es el primer paso para embalar. Las cosas pequeñas y frágiles, como platos, copas, envases, adornos, deben ir en cajas pequeñas, y envueltos en papel de estraza, o periódico, de manera individual. También puedes usar plástico de burbujas, siempre con la burbuja tocando el objeto. Los enseres mejor en cajas medianas y en las cajas grandes la ropa, lencería y los zapatos.

Los enseres más grandes también necesitan protegerse

Los muebles más grandes como repisas, mesas, armarios, sillas, deben ir envueltos en plástico, sobre todo si tienen tapicería de colores claros. el plástico de burbuja, será un aliado imprescindible para proteger, también, las patas y la pintura de rayones y roces. Para las esquinas, existen las cantoneras de protección, y por último, las mantas de mudanzas que sirven para proteger la tapicería de los muebles, algunas vienen en materiales impermeables.

En lo que se refiere a espejos, cristales y cuadros, el plástico de burbuja, el cartón, y las mantas para reforzar, son los mejores aliados. Los electrodomésticos, mejor si viajan vacíos, bien cerrados y deben transportarse de manera horizontal. Los armarios de cocina también, vacíos y de tener gavetas, asegurarse que van selladas.

Los colchones deben envolverse o recubrirse con un material plástico, que impida el paso de la humedad y el polvo. Los colchones no deben arrastrarse, y en caso de que se humedezca, debe airearse hasta que se seque completamente. La superficie del colchón debe estar bien cubierta, así como los laterales y las esquinas.

Los colchones no deben transportarse doblados, es preferible llevarlos entre dos muebles de manera, que mantenga su forma y así servirá además de cuña entre dos muebles grandes sin que choquen, durante la mudanza.

Si el colchón se va a quedar algún tiempo en el guardamuebles, se recomienda tomar la precaución de advertir a la compañía, que no ponga peso sobre él, porque se deforma, igualmente durante el transporte o mudanza, también es conveniente no colocar nada encima de los colchones, porque pierden su forma.

Enseres de mudanza

Cuando hablamos de organización y método, no debemos dejar de lado, las etiquetas para identificar los enseres que trasladamos a nuestro nuevo domicilio. Con esta labor nos evitaremos estar perdidos. La clasificación debe incluir, el lugar donde van ubicados, y lo que contiene cada caja. Existen muchos métodos, pero el más recomendado es el de los colores para identificar las distintas áreas a las que pertenece nuestros objetos y por supuesto el contenido detallado de lo que cada caja contiene.

Por último, si desarmas muebles, o algún equipo, guarda con la debida identificación, los tornillos y las piezas, si es posible en bolsas pequeñas dentro del mismo mueble.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
1
Hola 👋 ¿En que podemos ayudarte?
Powered by

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar